Ministra Cosse participó de la conferencia El papel de la educación y formación profesional en el desarrollo económico: la experiencia de la República de Corea

editor 1 diciembre, 2016 97


Ministra Cosse participó de la conferencia El papel de la educación y formación profesional en el desarrollo económico: la experiencia de la República de Corea
Spread the love

Junto a Cosse, el panel de autoridades estuvo compuesto por el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Enrique Murro; el presidente del LATU, Fernando Fontán; el doctor en Estudios Económicos y presidente de HRD Corea, Young-Bum Park; y el director de la OIT/Cinterfor, Enrique Deibe.

El evento tuvo lugar en la sala de actos del LATU y tuvo una nutrida asistencia de público interesado.

Cosse agradeció la presencia de autoridades coreanas durante el intercambio y dijo que “nos une una vocación por lograr lo mejor para el desarrollo de ambos países”. Destacó entre otros puntos, el tipo de sociedad altamente calificada que tiene Corea y aseguró que “en el Uruguay están dadas todas las condiciones para llegar a un acuerdo nacional por lograr el desarrollo” y que “debemos expresar si queremos una sociedad más culta y educada”.

La jerarca agregó que necesariamente las políticas inclusivas del Uruguay deben de estar ligadas a la educación y el trabajo y que “debemos preguntarnos qué tipo de sociedad queremos para el futuro”.

Así mismo Cosse subrayó que el ejemplo coreano sirve para determinar la importancia de considerar al desempleo como una enorme oportunidad de capacitación y “ese es un camino por el que estamos empezando a transitar. Tenemos que tener capacidades en todas las situaciones y en todo momento. Somos un país pequeño y debemos ir por todos”.

Murro por su parte, dijo que el ejemplo coreano ayudaba a concluir que son imprescindibles las políticas de Estado y que en Uruguay es fundamental la cooperación que se pueda desarrollar con Corea. “Uruguay necesita mejorar en la cultura laboral y debemos articular mucho más la educación en relación al trabajo”, aseguró y destacó actualmente distintas iniciativas que se llevan adelante como la capacitación empresarial, el Programa de culminación de estudios secundarios para funcionarios públicos (Proces) y el aporte de Inefop. “Este tipo de intercambio nos sirve para ver cómo seguir avanzando en pos del desarrollo con justicia social”, finalizó Murro.

Fontán afirmó que para el LATU es muy importante compartir la experiencia coreana. “Es una enorme satisfacción apoyar esta iniciativa y saber cómo enfrentar los desafíos en el avance tecnológico y la apropiación del conocimiento. El LATU es muy sensible a esto y debemos ayudar a que las empresas aprendan”, dijo.

Durante su exposición denominada La política de capacitación y formación profesional de Corea del Sur: logros, limitaciones y retos hacia el futuro, Bum Park expresó un profundo agradecimiento a las autoridades presentes y se refirió al desarrollo educativo que ha tenido su país en los últimos 20 años, en gran medida por la alta participación del Estado en la toma de decisiones relativas al tema educativo. En Corea, más del 90% de las instituciones son privadas y el gobierno es el que indica qué tipo de capacitación necesitan los trabajadores.

HRD es una empresa coreana que brinda recursos humanos además de asesorar en el desarrollo y evaluación de la competencia aumentando el valor de las personas y las empresas, capacitando jóvenes, pymes y a trabajadores con habilidades para trabajar incluso en el extranjero. La empresa también imparte formación politécnica de alto nivel a través de diferentes campus en todo el país.

Desde el año 2000, Corea ha tenido un desarrollo radical en la participación de competencias aunque actualmente existen limitaciones como la garantización del empleo a los jóvenes luego de graduarse, así como un número elevado de trabajadores ilegales y temporales sin la formación adecuada. La proporción de trabajadores fijos es un problema y los adultos son los que tienen una mejor estabilidad laboral.

Entre las instituciones de mayor prestigio educativo están las Meister, escuelas que capacitan para una rápida salida laboral y que suelen preferirse por los estudiantes antes que las universidades.

“En Corea ahora importa la competencia y la destreza adquirida independientemente de donde se obtuvo. Se enseña en función de lo que demanda la industria y no el docente”, señaló Bum Park.

Otro instrumento implementado por ese país es el Sistema dual coreano el cual le permite al gobierno colaborar en el armado de programas hacia empresas para capacitar a sus funcionarios. De esta manera, el 30% del trabajo realizado se traduce en capacitación. Dicho sistema está inspirado en el sistema dual alemán de aprendizaje y trabajo basado en las necesidades del mercado laboral. HRD también participa en la elaboración y ejecución de estos programas.